Selecciona una página

Como complemento de las comprobaciones pre-vuelo y en lo que respecta a la silla...

El hombre siempre ha soñado con volar, y con evolucionar entre las aves. Sí, pero por supuesto no está destinado a evolucionar en el aire.

Durante siglos, sin embargo, ha buscado todos los medios para hacerlo. Y lo ha logrado, con la ayuda de varias y variadas aeronaves, que hoy en día le permiten volar libremente por el cielo.

Sin embargo, aunque el acceso a este entorno se haya vuelto relativamente sencillo hoy en día, no está exento de riesgos.

Como ya se mencionó en el artículo sobre olvido de cerrarse las perneras o la ventraltodos los años se producen accidentes como consecuencia de errores cometidos justo antes de despegar.

La falta de conocimiento, la falta de entrenamiento, el mareo, la inconsciencia, ... Es difícil saber con precisión las razones que dan lugar a estos errores.

En cualquier actividad aeronáutica (como el parapente), existen procedimientos previos al despegue para establecer si se dan todas las condiciones para entrar en el aire en las condiciones más seguras posibles. Este procedimiento se denomina "pre-vuelo".

Este artículo no va a volver al pre-vuelo realizado justo antes del despegue, ya que es uno de los fundamentos que se enseñan en las escuelas de vuelo libre, y cada piloto debe saber para su propia seguridad y la de los demás.

No mencionaremos tampoco los sistemas antiolvido existentes, que pueden consultarse en el artículo dedicado a olvido de cerrarse las perneras o la ventral.

 

Aquí vamos a discutir todos los puntos claves de una silla y que conviene comprobar regularmente o tras un incidente. Por ejemplo, puedes aprovechar mientras esperas en el aterrizaje a que llegue el remonte, o después de un vuelo, si no tienes prisa, o un domingo de lluvia que te haya dejado en casa...

Esta es una lista de puntos a inspeccionar, que deberás adaptar a tu modelo de silla y sus particularidades.

Algunos pueden parecerte obvios e innecesarios, pero es posible que:

  • Hayas prestado tu silla
  • Estés probando una silla que no sea la tuya.
  • Hayas recuperado la silla tras una reparación o revisión

Silla:

  • Estado general de la silla
  • Estado de las cintas, drizas de Dyneema - Señales de desgaste, cortes, envejecimiento prematuro (color, apariencia)
  • ¿Mis ajustes son correctos? ¿Tal vez le prestaste tu silla a un amigo para que la probara?
  • ¿Está el acelerador bien regulado? Si se lleva el acelerador demasiado corto, la vela puede ir ya algo acelerada desde el mismo despegue.
  • Estado de los cordinos del acelerador. Unos cordinos en malas condiciones pueden atascarse en las poleas y bloquear la vela en la posición acelerada, incluso si son suficientemente largos.

Paracaídas de emergencia:

  • ¿Está instalado mi paracaídas de reserva?
  • ¿Está bien conectada el asa de extracción, y en el sitio apropiado (central/lateral: ver recomendaciones del fabricante)? Una mala posición del asa puede dificultar la apertura del contenedor si la cinta se tensa antes de que salgan de sus anclajes los pasadores.
  • ¿Están las bandas del paracaídas conectadas correctamente al mismo? ¿Cómo (directamente/con un maillón)? Si están directamente, el nudo de alondra debe estar bien ceñido. Si lo están con un maillón, comprueba su estado y que esté bien cerrado.
  • ¿Está el contenedor bien cerrado conforme a las instrucciones del fabricante de la silla?
  • ¿Está el asa bien fijada en su alojamiento? Cuidado con los velcros, que pueden volverse difíciles de separar con el tiempo. No dudes en reemplazarlos regularmente.
  • ¿Está la guía de las bandas correctamente montada? Cuidado con los velcros, que pueden volverse difíciles de separar con el tiempo. No dudes en reemplazarlos regularmente.
  • ¿Están las bandas del paracaídas en buen estado? ¿Presentan señales de desgaste prematuro, está la funda intacta, ... ?
  • ¿Están las bandas del paracaídas bien sujetas a la silla? ¿Cómo (directamente/con un maillon)? Si lo están directamente, el nudo de alondra debe estar bien ceñido. Si lo está con un maillon, comprueba su estado y que esté bien cerrado.

Protección dorsal :

Airbag:

  • ¿En qué estado está el tejido de mi airbag? Presta especial atención a las sillas reversibles, en las que también debes comprobar el estado del tejido del lado de la mochila porque ¡es el mismo!
  • ¿Están las entradas de aire en buenas condiciones para que el airbag se infle correctamente?
  • ¿Están todas las cremalleras bien cerradas (bolsillo, ...)?

Protección de espuma:

  • ¿En qué estado se encuentra mi protección de espuma? Estado del tejido exterior, ¿presenta agujeros, desgarros, ...?
  • ¿Están las espumas bien colocadas en la silla?
  • ¿Están las espumas deformadas? Al guardar la silla, se pueden comprimir las espumas y que eso impida que recuperen rápidamente su forma. Evita dejar la silla comprimida durante demasiado tiempo en la mochila si vas a estar tiempo sin volar.

Conectores silla-vela :

General:

  • ¿Los conectores están adaptados en forma y tamaño a las cintas de la silla?
  • ¿Están los conectores puestos correctamente en las diferentes cintas de la silla? Bucles con funda protectora roja en las sillas de Kortel Design.

Mosquetones automáticos:

  • ¿Presentan señales de desgaste, golpes, corrosión, suciedad, ...?
  • ¿Funciona bien el mecanismo? Apertura del gatillo, cierre de seguridad, accionamiento suave...?

Maillons rapide:

  • Estado de los maillones. ¿Están deformados, oxidados...?
  • ¿Funciona bien la rosca? Una deformación del maillon puede causar que la tuerca y la rosca se desalineen y el maillon funcione mal.
  • ¿Está roscado por completo el cierre? Debe estarlo de acuerdo con la recomendación del fabricante.

Conectores flexibles :

  • ¿Presentan señales de desgaste, deshilachado, quemaduras? ¿En qué estado está la funda protectora?
  • ¿Están bien pasados y cerrados los conectores flexibles? Deben estarlo de acuerdo con la recomendación del fabricante.

Cierres de la silla:

  • ¿Están las hebillas en buen estado?
  • ¿Cierran bien los hebillas? Además del "clic" de bloqueo, es interesante comprobar cada hebilla individualmente tirando de ella para asegurarse de que el bloqueo sea efectivo.

Cuando me pongo la silla:

  • Compruebo cada hebilla individualmente.

Es esencial poder dedicar siempre algo de tiempo para realizar estas comprobaciones con calma. Al igual que en el pre-vuelo de antes de despegar, es importante evitar verse distraído (charlando, con el móvil, etc...) para llevar a cabo esta comprobación de manera metódica y serena, y así no olvidarse o descuidar nada.

¡Cuídate y que tengas un buen vuelo!

Personalmente, después de ver morir a un piloto por olvidarse de cerrarse las perneras, elijo sillas donde estás van cosidas, o si no, las coso yo. Es mi manera de eliminar radicalmente este peligro, pues ya hay bastantes otros con los que lidiar. En las sillas ligeras que utilizo esto no causa demasiadas molestias para ponérmelas, incluso si voy con esquís.

Consejo para los jóvenes pilotos: hacéos una lista de comprobación final lo más sencilla posible, para asegurarse de no olvidarse nada vital. La lista tendrá únicamente los puntos vitales a comprobar, y hay que repasarla justo antes de la comprobación final del viento y el espacio aéreo, antes de despegar. Si el despegue se retrasa unos minutos o por algún contratiempo, vuelve a repasarla.

Mi lista final incluye los siguientes puntos vitales:

Voy desde dentro hacia afuera 

  • Lo que llevo atado a mí
    • Perneras + cinta ventral (aunque estén cosidas porque no quiero perder el hábito de revisarlas en caso de usar ocasional otra silla)
  • Lo que une la silla a la vela y al paracaídas
    • Paracaídas: comprobar que los pasadores estén en su sitio.
    • Estado de los maillones y verificar que cierran bien.
    • Bandas de la vela:
      • Que las A quedan arriba y transcurren bien los cordinos hasta el borde de ataque.
      • Que el acelerador está bien conectado
      • Que los frenos no están revirados y pasan bien por sus poleas respectivas.
    • Que el suspentaje esté bien desenredado y no haya cordinos enganchados en el suelo
    • La vela
Olivier PEYRE

Miembro del equipo de Kortel Aventure

Cuando se pasa mucho tiempo sin volar (lo que actualmente esta siendo el caso) muchos pilotos tienen el hábito de desplegar su parapente para guardarlo plano y seco. Yo también lo hago. ¡Pero no hay que olvidarse de la silla! Estará mucho mejor en una habitación que comprimida en su mochila. Aprovecho esto para aspirar las áreas que almacenan polvo (el interior del carenado, los recovecos del asiento,etc).

Ahora suelo tener mi silla colgada de un pórtico (para los tutoriales que hago, y a mi hija le encanta que la suba). Aprovecho para verificar todos los ajustes (la Kanibal Race 2 se tarda un rato en ajustar). Tengo marcados con rotulador en las cintas todos mis ajustes, pues eso me permite ver cuándo se han movido, y así puedo recuperar los ajustes rápidamente en un despegue sin tener que ir a un pórtico, y estando seguro de que están simétricos. 

También vigilo los puntos de desgaste como la driza del acelerador, o el neopreno donde se apoyan las barras separadoras. 

Y de paso compruebo la integridad de todo el conjunto. Bueno, en la mía eso va rápido porque ¡sólo tiene dos vuelos! 

Plegar el emergencia es también una buena manera de comprobar que la conexión silla-paracaídas no se ha movido y es buen momento para comprobar el estado de las bandas del paracaídas y su conexión a la silla. 

Damián LACAZE

Miembro del Team Kortel de Aventura y Competición