Selecciona una página

Génesis de una silla: la Kanibal Race II

La Kanibal Race II es una silla excepcional, diseñada para pilotos de alto nivel que buscan prestaciones en pruebas de la Copa del Mundo o en grandes vuelos de distancia.

Pero un producto así no llega al mercado de la noche a la mañana...

Es el resultado de un enorme número de horas de reflexión, costura, prototipos y pruebas, tanto en simulación 3D como en condiciones de vuelo reales. Es un equipo al completo el que ha trabajado durante más de 5 años para ofrecerte este producto.

Los primeros prototipos son mucho más antiguos, como se muestra en esta foto de Max en 2009 durante la Superfinal de la Copa del Mundo en Italia, con un prototipo de chasis basado en una Kanibal Race.
En el interior se ve cómo empezó el sistema de amortiguación regulable en vuelo que ahora incorpora la Kanibal Race II de serie.

Para que conste, la Kanibal Race se subió al primer peldaño del pódium en la Súper Final de la PWC, en categoría masculina y femenina (con Charles CAZAUX y Keiko HIRAKI), y Kortel Design se llevó el primer premio por equipos.

Es imposible resumir en pocas líneas todos los pasos involucrados en el diseño de esta silla, las horas de trabajo dando vueltas a modelo de estudio para encontrar una solución a esa arruga o al lugar ideal donde poner un refuerzo.
También es difícil transmitir lo se siente durante esos momentos de duda en los que un problema (por pequeño que sea) persiste y no deja vislumbrar la solución, hasta que por fin damos con ella.

 

La resolución técnica de un problema también puede llegar de la mano de componentes habituales, como cintas, hebillas metálicas, etc. Pero en Kortel Design, cuando no nos convencen los que ofrecen los fabricantes en sus catálogos, no dudamos en diseñar nuestras propias piezas y hacerlas fabricar de acuerdo a nuestras propias especificaciones para que satisfagan mejor nuestras necesidades.

En la Kanibal Race IIno menos de 7 componentes los desarrollamos nosotros mismos.
En total, la silla la forman más de 640 elementos (piezas de tela, cintas, hebillas, etc...) y se precisan más de 1300 operaciones de ensamblaje de estos elementos para dejarla lista Kanibal Race II y más de 100 horas de trabajo por silla.

La columna vertebral de la silla es su estructura. Esto permite que el piloto vuele con el máximo confort, pero también que pueda pilotar la vela. La silla debe ser capaz de transmitir al piloto toda la información necesaria para que éste comprenda la masa de aire para y pueda reaccionar eficazmente en el momento adecuado. La silla es realmente el vínculo entre el piloto y la vela, y debe ser capaz de transformar la intención del piloto en una acción sobre la vela. Esto es pilotaje "activo" con la silla.

Se han hecho múltiples estructuras de prueba y se han probado en pórtico (¡con muslos reales en su interiorl!), modificadas, re-probadas, re-modificadas, re-probadas, re-modificadas, (¿entiendes la idea, verdad? 😉 ) ...
y se compararon no menos de ¡22 versiones!

Una vez que la estructura parece estar bien (aunque eso siempre puede cambiar ...), empezamos a añadir el resto de elementos, es decir, toda la parte exterior de la silla, incluyendo las protecciones, el carenado de las piernas, los bolsillos, el perfilado ...
Entonces entra en juego el modelado 3D para optimizar la forma del conjunto en las diferentes configuraciones de vuelo.

Ha llevado más de 435 horas de cálculos CFD en circulación de fluidos en 3D para validar la forma final del perfil, con el fin de obtener no sólo la menor resistencia parásita, sino también la mayor tolerancia poisble a las variaciones de incidencia.

Es muy complicado determinar el mejor perfil, porque una simulación sólo da un resultado para 1 posición dada, pero está claro que en la realidad (en el aire) la postura está cambiando constantemente (incidencia, guiñada, ...) y que un perfil "perfecto" para una posición dada puede ser mucho menos eficiente para un ángulo de incidencia apenas unos grados diferente. Por lo tanto, es necesario determinar un perfil "óptimo", que no será perfecto en todas las situaciones, pero sí el mejor posible en estas mismas configuraciones.

Ya se había realizado un gran trabajo en 2001 con este artículo sobre aerodinámica de las sillas.

Dibujar en 3D en un ordenador está bien, pero luego hay que hacer que ¡eso pueda coserse!
De muchas de las piezas de estudio se hace luego lo que en corte y confección se conoce como "moulage" o "corte a ojo",  para determinar las diferentes piezas "planas" que, una vez ensambladas, permitirán obtener una forma en 3D.

Luego, podemos empezar a ensamblar la silla, añadiendo las piezas a la estructura.
Estos prototipos nos permiten comprobar todos los pasos, pero también empezar a volar con ellos para probar en condiciones reales las soluciones técnicas salidas de la mesa de diseño y el taller.

Se han montado dieciocho prototipos completos, incluyendo 13 volables y 5 de estudio. Hay que decir que dejar un prototipo listo para volar lleva unas 100 horas de trabajo ...
Para esta silla, calculamos haber empleado más de 2000 horas de trabajo en el taller ...

Cuando creemos estar satisfechos con el último prototipo (¡¡¡pero todavía puede cambiar!!!), empiezan a ver la luz los primeros bocetos de diseño para completar las diferentes partes de la silla.

En resumen, un equipo de 5 personas volcadas en su trabajo lo ha dado todo para ofrecerte este producto excepcional, y estamos seguros que te permitirá rendir al máximo en pruebas de la copa del mundo, o para realizar maravillosos vuelos de distancia ...

Descubre todas las especificaciones técnicas en la página dedicada a la Kanibal Race II

Todo el equipo de Kortel Design ...