La Kolibri EVO en Nepal

Piloto de equipo y fotógrafo de viajes para National Geographic Expeditions, Max SEIGAL nos habla de su último viaje a Nepal, para el que eligió equiparse con el Kolibri EVO.

Orientación oeste, magnífico cielo sobre el Catray y el despegue de Champfromier

El nuevo Kolibri EVO - la reina del vuelo vivac
Desde que tengo uso de razón, me atrae el vuelo libre por las oportunidades únicas que ofrece. El parapente permite subir a una montaña y volar desde la cima, recorrer largas distancias a campo traviesa o aterrizar en altura y hacer un vivac con los amigos antes de prolongar el vuelo al día siguiente. Siempre pensé que el Kolibri era el mejor arnés para el vuelo vivac, pero el modelo original con las piernas cerradas era un poco difícil de poner con casi 40 kg de equipo y agua. Esta fue la parte más difícil del día para mí: ponerse el arnés.

Orientación oeste, magnífico cielo sobre el Catray y el despegue de Champfromier

Con las mejoras introducidas en el Kolibri EVO, se han solucionado todos los pequeños "inconvenientes" de la versión original. Con un muslo desmontable, ponerse el arnés es ahora más fácil que nunca, incluso cuando se carga con todo el equipo de vivac. Me sigue encantando el ENORME compartimento trasero que ofrece una enorme cantidad de espacio para la tienda de campaña, la mochila, el agua y muchos otros accesorios (¡no he encontrado un espacio de almacenamiento equivalente en ninguna otra marca!). También son muy apreciables otras mejoras, como el nuevo bolsillo bajo el paracaídas de reserva para colocar una batería externa que mantenga los instrumentos de vuelo totalmente cargados durante todo el vuelo, el soporte de instrumentos reforzado y, sobre todo, el asa de reserva reelaborada que evita cualquier enganche inoportuno.

Mis tres amigos y yo pasamos un mes en Nepal haciendo vuelo vivac. Tras establecer nuestro campamento base cerca de Pokhara, en la región del Annapurna, aprovechamos todas las ventanas meteorológicas posibles. Nos poníamos con frecuencia por encima de 4000 metros, y una vez  en la base de las nubes explorábamos los alrededores, buscando posibles aterrizajes en altura para establecer nuestro vivac, lo que nos permitiría despegar de nuevo a la mañana siguiente. Esta libertad que ofrece el parapente, y el vuelo en vivac en particular, nos permitieron descubrir muchas cumbres que nos eran desconocidas, pero también pasar algunas noches en otras conocidas como el Mardi Himal (3500m) o el Korchon (3600m). ¡Qué sensación de alegría y libertad poder volar con todo el equipo necesario (material de vivac, comida, ropa), y poder explorar una región durante varios días en autonomía, sin necesidad de volver a bajar a la ciudad para reabastecerse!

Orientación oeste, magnífico cielo sobre el Catray y el despegue de Champfromier

Después de pasar este mes de vivac en Nepal con unos amigos, a todos nos ha convencido el nuevo Kolibri EVO. Incluso uno de mis amigos (con la versión original) dijo que quería pedir la versión EVO en cuanto volviera a casa. El Kolibri EVO permite imaginar nuevas y formidables aventuras en parapente gracias a todas las mejoras realizadas.